La reflexología apunta a equilibrar el funcionamiento de cada órgano y, por lo tanto, de cada sistema, dando por entendido que el correcto funcionamiento de los sistemas comprenden el estado de salud, siendo la enfermedad una desarmonía en alguno de los planos: energético, mental, emocional o físico.

Como toda terapia complementaria, la reflexología tiene en cuenta todos los aspectos del ser, brindando una mejor canalización de la energía a todos los niveles. 

En Coses Bones ofrecemos un servicio de reflexología facial y podal, el cual consiste en una técnica que tiene en cuenta a la personas como un ser completo y, a través de masajes sobre puntos reflejos determinados, destapan los canales restaurando el flujo energético y calmando cualquier dolor. 

Son múltiples los beneficios de la reflexología: es relajante, reduce el estrés, mejora la circulación, permite la liberación de toxinas, equilibra los distintos sistemas, revitaliza la energía, actúa de forma preventiva, ayuda a mejorar el estado psíquico, y es gratificante tanto para quien lo da como para quien lo recibe.