El masaje Tuina, más conocido como el masaje terapéutico ancestral, actúa sobre los meridianos y puntos energéticos despertando así la capacidad sanadora del cuerpo y ayudando al paciente a relajarse y solucionar problemas musculares, orgánicos o emocionales. 

Con más de dos mil años de antigüedad, este masaje es anterior incluso a la acupuntura y se utiliza como base de casi todos los masajes, incluido el shiatsu. Promueve la relajación total y, al mismo tiempo, resulta muy estimulante. Se suele decir que este tipo de terapia actúa como un “reset” o reinicio para el cuerpo.